lovesex-immunology-1Haciendo tu compra semanal te topas con esa increíble chica o chico en la cola del supermercado. No estás solamente cautivado por su belleza, sino que hay algo más…ese algo…Alguna vez te has enamorado o sentido inexplicablemente atraído por alguien? En realidad, tu cerebro podría no estar centrando la atención únicamente en hermosura, pero en el sistema inmune de tu potencial pareja. Averigua cómo.

Como nos protege nuestro sistema inmune?

Nuestras células centinelas del sistema inmune (células B y T) circulan por todo nuestro cuerpo interrogando a nuestro propio cuerpo interrogando a nuestras propias células por posibles intrusiones de patógenos. En la superficie de nuestras células un grupo de proteínas llamadas MHC (Complejos de Histocompatibilidad)) presentan pequeños fragmentos de proteína (llamados péptidos) derivados de bien nuestras propias células o bien de patógenos que las han infectado). Si nuestras células centinela detectan entonces algún patrón derivado de un patógeno presentado en los MHCs, éstas matarán a la célula infectada. Todos tenemos dos copias de los llamados genes HLA que codifican para los MHC en cada uno de nuestro par de cromosoma 6. Por ejemplo tenemos tres tipos d genes HLA de clase I (HLA-A, B, C) responsable de presentar péptidos derivados de patógenos a las células centinela. Debido a que los patógenos están evolucionando constantemente, los humanos también estamos bajo una presión evolutiva siendo aquellos con más diferente tipo de genes HLA los que sobreviven. Por ellos los genes HLA presentan una elevada tasa de mutación y a mayor variabilidad de estos genes, mayores son las posibilidades de que nuestro sistema inmune pueda luchar contra microbios. Hipotéticamente si procreas con alguien con genes HLA muy diferentes la progenie tendrá mayores posibilidades de defenderse de los patógenos que pueden haber evolucionado.

This slideshow requires JavaScript.

La bioquímica de la atracción

Pero como diablos sabemos qué tipo de genes HLA tiene nuestra pareja? La investigación ha revelado que muchos animales como ratones o peces son capaces de discriminar cuán diferente es el de HLA de sus parejas (Boehm and Zufall, 2006). Los animales es probable que puedan hacerlo esto a través de olores presentes en los fluidos corporales como orina o sudor. In mamíferos parece ser que el sistema olfativo podría ser el responsable de sentir esos olores y transmitir las señales al cerebro. Se ha especulado que cuando las proteínas MHC se degradas, sus componentes o los péptidos podrían terminar en los fluidos corporales y ser percibidos por nuestra potencial pareja. De hecho, experimentos en ratones han demostrado que los péptidos unidos al MHC pueden unirse a las neuronas localizadas en los órganos olfativos e influir en las decisiones de procreación (Leinders-Zufall et al., 2004). Es interesante el hecho de que parece haber un patrón en la secuencia de estos péptidos que es percibido por las hembras. Muy sorprendente!

mice-kissing

La satisfacción sexual podría estar correlacionada con el tipo de HLA

 

En humano se ha llevado a cabo un experimento numerosas veces de una forma bastante peculiar. Se les pidió a un grupo de mujeres y hombres con diferentes tipos de genes HLA que sudaran camisetas haciendo actividad física. Después hombres y mujeres fueron llamados a oler las camisetas del sexo contrario y a elegir la que más les atrajera. Curiosamente hombres y mujeres tienden a preferir camisetas de individuos con un tipo de HLA más diferente. Pensar que estos experimentos tienen muchas limitaciones ya que solo se comprueba un grupo reducido de personas y se evalúan unos parámetros relativamente subjetivos. El mismo tipo de experimentos se ha realizado varias veces. Pero con las técnicas modernas de secuenciación del ADN estamos desgranando nuevas capas de complejidad. Esto significa que somos capaces de analizar más en profundidad el nivel de similitud entre individuos. Un reciente estudio no solo ha apoyado los hallazgos anteriores sino que ha ido más allá. Una encuesta realizada a gente con diferentes tipos de HLA ha mostrado una correlación entre la satisfacción sexual entre parejas con tipos de HLA disimilares (Kromer et al., 2016). Quizás las agencias de búsqueda de parejas deberían considerar nuevos criterios de emparejamiento en un futuro próximo.

 

Referencias

  • Boehm, T., Zufall, F., 2006. MHC peptides and the sensory evaluation of genotype. Trends in neurosciences 29, 100-107.
  • Kromer, J., Hummel, T., Pietrowski, D., Giani, A. S., Sauter, J., Ehninger, G., Schmidt, A. H., Croy, I., 2016. Influence of HLA on human partnership and sexual satisfaction. Scientific reports 6, 32550.
  • Leinders-Zufall, T., Brennan, P., Widmayer, P., S, P. C., Maul-Pavicic, A., Jager, M., Li, X. H., Breer, H., Zufall, F., Boehm, T., 2004. MHC class I peptides as chemosensory signals in the vomeronasal organ. Science 306, 1033-1037.

Enlaces

https://ghr.nlm.nih.gov/primer/genefamily/hla

Advertisements